Archivo de la etiqueta: Comedia romántica

Cinco películas-consejo para no volver a pasar soltero/a el día de San Valentín.

Ha llegado el día de San Valentín y, un año más, estás más solo/a que un adolescente gordo y mariquita en el baile de gradación de un instituto de Toledo (Ohio). ‘¿Por qué?’ Te preguntas mientras sopesas la posibilidad de adoptar una iguana (los gatos de la gente alérgica). Sí, efectivamente hay gente más fea que tú con pareja, gente más aburrida que tú con pareja… hay incluso malas personas que tienen pareja y en este momento están disfrutando de un romántico domingo de frío y lluvia con su mantita, sus cupcakes en forma de corazón y una comedia romántica. Y tú no. Tú no. ¿Por qué? ¿POR QUÉ?

Puede que tu problema sea el mismo que el de uno de los siguientes personajes. Así que, mira a ver si te identificas con alguno de ellos, consigue la película en cuestión y haz tuyo el aprendizaje del protagonista para que el año que viene, si estás solo/a, sea porque prefieres la compañía de tu iguana.

Soy una persona superficial y obsesionada con el sexo: Don Jon es tu película.

Don Jon (2013) va de un tío (Joseph Gordon-Levitt) obsesionado con el porno y con las tías buenorras que no encuentra el amor porque… bueno, pues porque está obsesionado con el porno y con las tías buenorras. Hasta que conoce a la tía buenorra definitiva (Scarlett Johansson, obvio) y ya es feliz. O no, porque claro, con semejante obsesión es difícil tener una relación estable. Hasta aquí no parece una gran historia pero, oye, no te estaría recomendando esta película si no fueras a sacar una gran enseñanza de ella. Porque la película, como el protagonista, no es lo que parece al principio. En serio, hay que ver más allá de los primeros veinte minutos, como con las personas, para enamorarse de ella.

Y además sale Julianne Moore.

Soy un/a pagafantas enamorado de una persona que sí pero no: 500 días juntos es tu película.

Porque, hay que reconocerlo, todos hemos sido pagafantas en algún momento de nuestras vidas y ni siquiera nos hemos dado cuenta. Y no nos hemos dado cuenta porque la persona a la que le estábamos pagando gustosamente las fantas nos ha hecho creer que esas fantas iban a llevarnos directamente a su cama corazón. O a lo mejor es lo que nosotros nos queríamos creer.

Pues de eso va 500 días juntos (500 days of summer, 2009). En este caso, Joseph Gordon-Levitt (no entiendo como este pobre chico, con lo mono que es, tiene tantos problemas en el amor) le paga las fantas a Zooey Deschanel.

Siempre soy la dama de honor pero nunca la novia: La boda de mi mejor amiga es tu película.

Estás llegando a una edad en la que vas a más bodas que a fiestas de cumpleaños pero nunca es tu boda. Y casi mejor, fíjate lo que te digo, porque, ¿cómo vas a pensar en boda si no tienes ni un trabajo estable, ni una casa en condiciones, ni idea de lo que quieres hacer con tu vida? Por no mencionar el hecho de que no tienes con quién casarte, pero bueno, ese es un detalle insignificante.

No estás solo/a en esto. La protagonista de La boda de mi mejor amiga está en la misma situación. Lo sé, lo sé. El título en español no llama nada pero Bridesmaids (2011) es una de las mejores comedias románticas de los últimos tiempos (incluso estuvo nominada al Oscar al mejor guión original) con una de las mejores actrices cómicas de los últimos tiempos, Kristen Wiig. Así que, aprender no sé si vas a aprender algo a estas alturas, pero por lo menos te vas a reír.

Tengo el amor tan idealizado que me monto películas en mi cabeza: Ruby Sparks (2012) es tu película.

La persona perfecta para ti no existe. Ni para ti ni para nadie, vaya, porque las personas perfectas NO existen. Salvo que seas un escritor de éxito y el personaje sobre el que estás escribiendo tome forma corpórea y se presente en la puerta de tu casa. Entonces sí. En ese caso puedes crearte al hombre y a la mujer perfectos para vivir un romance ideal… A no ser que seas como el protagonista de la historia (Paul Dano) y, ni con esas, seas capaz de tener una relación como Cupido manda.

Como chascarrillo, la Ruby Sparks del título, Zoe Kazan, es la guionista de la película (y además nieta del director Elia Kazan, aquel al que le dieron el Oscar honorífico en 1998 y hubo gente que le aplaudió y otros que no por el tema este de la caza de brujas en el Hollywood de los años cincuenta).

Ah, ¿que hoy es San Valentín? Mira, yo paso de todo. ¡Arre Unicornio!: Fargo (1996) es tu película.

No va de amor y mola mogollón.

Disfruten.

 

No quiero mirar, no puedo dejar de mirar

Sé que con esto le voy a dar un disgusto a más de un amigo/a. Tienen gustos cinefílicos más que respetables, pero por aquí no paso. Love Actually (2003) una delas mejores/peores películas románticas que puedes ver.

Domingo de navidad, 4 de la tarde en cualquier canal público o de pago, especialmente alguno de esos hecho para mujeres y “sus cosas”. Que no sé quién les ha dicho que esas sean “nuestras cosas” pero este es otro tema.

Estoy tumbada, con ganas de echarme una siesta y dormir la fiesta de anoche. Tengo el mando en la mano y  yo mando pero no sé qué extraña fuerza hace que deje esta comedia romanticoide una y otra vez. Ya van por lo menos 4. Encima no me deja pegar ojo.

Es facilona, se deja ver. Tiene algo de vídeo clip, historias paralelas y unidas que intentan ser diferentes pero están más vistas que el tebeo. Intenta desesperadamente gustarte con canciones empalagosas, humor de palabras malsonantes y un sentimentalismo pavi-soso. Es una mezcla de El diario de Bridget Jones, Cuatro Bodas y un Funeral, Notting Hill y cualquiera que se le parezca.

Y por último, los estereotipados personajes femeninos me irritan un tanto. Sirvienta, secretaria, devora-hombres, ahí lo dejo.

Como las luces de navidad de mi ciudad,  no me gustan, aturden más que incitan a la alegría pero no puedo dejar de mirarlas.

nnfORNm5LclB9zxN3TqDKFTGOvT
Love Actually
wyvHy4ElaiNamrpS6fjquYQqxhQ
Cuatro Bodas y un Funeral
npClMhFGn4XUkwu6coq5oKAEu6L
El diario de Bridget Jones
kY0M0O4UTyde70gglkib52s3aiU
Notting Hill